La Ley de Godwin

¿Qué es la Ley de Godwin?

hitler, blog, ingenierosocial

Nace como una ley para discusiones de Internet donde inevitablemente en cualquier discusión quien mencione a Hitler como una comparación, pierde. Para ser algo más explícitos, esta su definición recogida en la Wikipedia.

La ley de Godwin (también conocida como regla de analogías nazi de Godwin) es un enunciado relacionado a la interacción social en Internet, que propuso Mike Godwin en 1990. Dicha ley estipula que:

A medida que una discusión en Internet se alarga, la probabilidad de que aparezca una comparación en la que se mencione a Hitler o a los nazis tiende a uno.

Existe una tradición bastante generalizada en muchos grupos de noticias de Usenet: tan pronto como se haga tal comparación el hilo se cierra y quien quiera que haya mencionado a los nazis pierde automáticamente la discusión. De esta forma, la ley de Godwin prácticamente garantiza un límite en la longitud de las discusiones en Usenet y otros grupos. Para muchos la ley de Godwin consiste en sólo eso, desconociendo la definición original mencionada al inicio.

No obstante, se considera un tanto soez el hacer uso de esta comparación deliberadamente con el único objetivo de acabar con la conversación y, de hecho, existe un corolario reconocido que afirma: cualquier invocación premeditada de la ley de Godwin para cerrar una discusión o un hilo fracasará (véase la “excepción de Quirk” más abajo).
(…)

Una objeción común es que, en determinadas ocasiones, hacer mención a Hitler o a los nazis es una manera totalmente apropiada de argumentar un punto de vista. Por ejemplo, si se discute los méritos relativos de un líder particular, y alguien dice algo como “es un líder bueno, mira cómo ha mejorado la economía”, se podría decir que “el simple hecho de mejorar la economía no significa que sea un líder bueno. Incluso Hitler mejoró la economía”. Algunos verían ésta como una comparación completamente apropiada, ya que se usa a Hitler porque es un líder a quien todos conocen y, por tanto, no es necesario explicar el ejemplo.

Otros dirían, por el contrario, que la ley de Godwin es especialmente aplicable a la situación descrita, ya que la mera mención de Hitler es un llamamiento inevitable a las emociones y un ataque tácito ad hominem al líder objeto de la comparación, ambos inadmisibles. Hitler, en el nivel de la semiótica, tiene demasiadas connotaciones negativas como para usarlo como una comparación a cualquier otra cosa, con la excepción de otros dictadores despóticos. Así pues, y según esta última argumentación, la ley de Godwin permanece veraz y aplicable aún en aquellas comparaciones a líderes normales que a primera vista pudieran parecer razonables

Eso pasa por abusar del recurso Hitler muchas discusiones, devaluando las que lo utilizan adecuada y justamente. Jon Stewart, comediante norteamericano, dijo hace no mucho tiempo :

“The Nazis worked very hard to be evil, and to just throw that label on every Tom, Dick and Harry that walks along – that is an insult to the Third Reich, to say nothing of the First and Second Reichs, or other Reichs that may follow.”

“Los nazis trabajaron muy duro para ser malvados, y usar esa etiqueta con cualquier fulano o mengano que anda por allí es un insulto al Tercer Reich, por no mencionar al Primer y Segundo Reich, y los otros Reichs que seguirán”.

La ley de Godwin me parece que tiene un origen con olor a derecha, porque pese a Stalin, el otro lado del pensamiento político predominantes en el s.XX (con todo el espectro de colores del caso) no ha tenido una figura tan consensualmente cuestionable como el loco de Adolfito.

Anuncios

Acerca de ingenierosocial

“El planeador parece ser muy sabio en su propia arrogancia; a menudo está tan enamorado con la supuesta belleza de su propio plan ideal de gobierno, que no puede soportar la más mínima desviación en ninguno de sus detalles. El lo diseña completamente en todos sus detalles, sin ninguna consideración hacia los intereses o prejuicios que puedan estar en contra del mismo. Parece imaginar que puede manejar a los miembros de la sociedad con la misma facilidad con que uno coloca las diferentes piezas en un tablero de ajedrez.” Carlos es un librepensador de 24 años que no practica la soberbia.
Esta entrada fue publicada en debatir y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s