¡Tengo 18.000 contactos!

¡Tengo 18,000 contactos en internet! ¿Dónde recojo mi premio Nobel?
por Wiliam Ajanel

El ser humano está dotado de distintos dones y habilidades que lo hacen único y especial, lamentablemente también tiene la extraña habilidad de convertir su entorno en una circo galáctico, inexistente y fabuloso. La fama, la popularidad y la autocomplacencia por intentar que miles de personas sepan quién es uno, ha trascendido las barreras de los medios, hoy especialmente internet se torna en un nido de chicos “populares”. Esa fauna de la cual muchos escapamos en la adolescencia y que para nuestra desgracia se propaga cada vez más en este fabuloso medio.

Para no caer en una falacia o argumentación inválida, recordaremos inicialmente que internet solamente es un medio más, el reflejo de nuestra sociedad en su máxima realidad, sin embargo, como casi todos los medios, internet tiende a modificar ciertas conductas entre los individuos, hablando específicamente del fenómeno de las redes sociales y la popularidad.

Me encontré esta frase [traducida y modificada para que suene más sutil] en el sitio Alt1040 que dice:

Ser famoso en internet es como ser la mesera más guapa de Starbucks, a nadie le importa…

Dicho esto no habría mayor cosa que agregar al respecto, pero como tengo mucho tiempo libre y ganas de provocar [claro que es broma, yo soy muy objetivo (?) ] me surgen varias inquietudes al respecto, sobre las causas de por qué a mucha gente le interesa ser famosa o popular, no solo dentro de internet, sino fuera de él, una especie de tendencia a la exposición y fama.

Una de ellas, la mayor quizá, radica en el hecho de carecer de cualidades intelectuales, artísticas o culturales, y apoyar una idea de aceptación por medio de actitudes estrambóticas que realzan una personalidad que se quiere difundir y dar a conocer.

Y la otra, que a mi juicio es la más correcta, es la popularidad causal, y esta proviene de situaciones implícitas en individuos que han aportado algo de valor hacia la humanidad, en cualquiera de sus expresiones artísticas, tecnológicas, científicas, etc.

Cuando este último tipo de popularidad existe, naturalmente se ocasiona en base a hechos relevantes para las sociedades en cualquier nivel, y se le atribuye un grado de fama o popularidad debido a situaciones [no necesariamente buenas a veces] que marcaron también el rumbo de la historia de las distintas sociedades, en este sentido me proclamo admirador de miles de personas que por haber hecho “algo” lograron trascender y aportar algo a la humanidad.

Sin duda alguna, la mayoría de estas personas que lograron hacerse notar en la historia, no lo hicieron con el fin de figurar en una portada de periódico o aparecer junto a otras personalidades de moda, simple y sencillamente sobrepasaron el límite de lo normal creando cosas que hoy en día forman parte del tesoro cultural de todos.

Esto es una simple reflexión, busco con ella compartir ideas sobre la incidencia de los nuevos medios en actitudes naturales del ser humano, me encantaría que cada vez más se pudiera concentrar la atención sobre los hechos y no tanto sobre los individuos, que al final vamos y venimos como la arena del mar, siempre habrá alguien mejor, siempre habrá alguien más famoso, preocupémonos entonces por que nuestros hechos trasciendan más que nuestra fama o popularidad.

[Nota: Cualquiera tiene derecho a pensar que esto es pura obra de la envidia de un friki resentido, y en cierto modo lo es, pero no porque quiera ser famoso, es más bien que estoy cansado de los “famosos”]

Un saludo

Anuncios

Acerca de ingenierosocial

“El planeador parece ser muy sabio en su propia arrogancia; a menudo está tan enamorado con la supuesta belleza de su propio plan ideal de gobierno, que no puede soportar la más mínima desviación en ninguno de sus detalles. El lo diseña completamente en todos sus detalles, sin ninguna consideración hacia los intereses o prejuicios que puedan estar en contra del mismo. Parece imaginar que puede manejar a los miembros de la sociedad con la misma facilidad con que uno coloca las diferentes piezas en un tablero de ajedrez.” Carlos es un librepensador de 24 años que no practica la soberbia.
Esta entrada fue publicada en fama, Redes Sociales y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¡Tengo 18.000 contactos!

  1. yarigrajeda dijo:

    Estimado Famoso Anónimo: Para empezar… podríamos refutar tu comentario entrando al eterno debate de la objetividad vs. subjetividad, pero tendríamos que terminar hablando de las realidades hermenéuticas, de acuerdo con las cuales, cada hecho que realiza el ser humano trae una carga de subjetividad debido a la educación, familia, experiencias anteriores, etc. Y bueno, no quieres ser famoso, pero te gusta serlo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s